Cómo quedarse en la Casa

Nuestras casas son espacios de comodidad, específicamente para familias con niños bajo tratamiento activo en un centro médico cercano y que no viven lo suficientemente cerca como para volver a casa por la noche para descansar.   Por lo tanto, el hospital donde su hijo(a) recibe tratamiento tiene que remitirle a la Casa.

 

Quedarse en la Casa Ronald McDonald conlleva dos pasos :

 

1. Comuníquese con el/la encargado(a) de su caso o trabajador(a) social para obtener una remisión.   El/la trabajador(a) social hablará con usted acerca de la Casa y le hará preguntas para confirmar que esta es una opción adecuada para usted.

 

Si se le hace difícil encontrar a la persona correcta en el hospital para remitirle, no dude en comunicarse con la Casa Ronald McDonald.   Nuestro equipo le ayudará a conectarse con el personal hospitalario apropiado.

 

BUENAS NOTICIAS: Si usted se ha quedado en una de nuestras Casas en el transcurso del pasado año, puede llamar a la Casa directamente para pedir una habitación.   En este caso, no hay  necesidad de comunicarse con el hospital

 

2.  El/la trabajador(a) social someterá su remisión a la Casa Ronald McDonald adecuada.   El personal de la Casa luego se comunicará con usted para confirmar sus planes y hablar sobre la disponibilidad del espacio.

 

Aunque hacemos ltodo lo posible por darle hospedaje a todas las familias remitidas, no podemos garantizar una habitación para todas las solicitudes.   Si hay una habitación  disponible inmediatamente, el personal de la Casa confirmará su reserva y tramitará su llegada.   De no ser así, se le pondrá en una lista de espera y el personal de la Casa se comunicará con usted cuando se desocupe  una habitación.

 

No podemos confirmar todas las solicitudes de habitación porque nunca sabemos por cuánto tiempo un(a) niño(a) puede necesitar quedarse en el hospital.   Una vez esté en la Casa, puede quedarse durante todo el tiempo que su hijo(a) esté bajo tratamiento activo.

 

Entendemos que esperar por una habitación aumenta el estrés de una experiencia que ya por sí es estresante.   Por favor, sepa que hacemos nuestro mejor esfuerzo  para hospedarle lo  antes posible.   Mientras tanto, el personal puede proporcionarle una lista de opciones alternativas de alojamiento.

 

Puntos importantes:

 

– Nuestras Casas son limpias, cómodas y adecuadas.   Cada familia recibe una habitación privada y tiene acceso a una variedad de espacios comunes en un ambiente hogareño.

 

– Nuestras Casas se destinan para las familias de pacientes pediátricas, a saber, de 21 años o menores.

 

– Nuestras Casas se destinan para familias que no pueden ir a casa por las noches para descansar, por lo que aceptamos remisiones de familias que viven por lo menos 10 millas del hospital en el que su hijo(a) recibe tratamiento.

 

– Se les pide a las familias que se registren durante las horas diurnas de oficina, de ser posible de 9:00 a.m. a 9 p.m., pero si esto no es posible se  pueden hacer arreglos al respecto .   Una vez que se hayan registrado, los huéspedes pueden entrar y salir libremente.

 

– Cualquier persona menor de 18 años de edad debe estar acompañada por su tutor(a) legal en todo momento.  Esto incluye a los padres que aún no han cumplido los 18 años de edad.

 

– La cantidad de familiares que pueden quedarse en la RMH depende del tamaño de la habitación disponible.  La mayoría de las habitaciones acomodan de 3 a 4 personas.

 

Pedimos que las familias proporcionen un donativo de $10 por noche; no obstante, a ninguna familia se le niegan los servicios si no pueden hacer dichos donativos.

 

– Fumar dentro de los edificios de nuestras Casas está estrictamente prohibido.

 

– Se les pide a las familias que mantengan la limpieza de su habitación y que cooperen de una manera proactiva para mantener la Casa limpia y ordenada.   (Al ser una organización benéfica, dependemos de las contribuciones de todos.)

 

– Ya que comparten las áreas comunes con otras familias, las familias tienen que respetarse en todo momento.   Cualquier tipo de  comportamiento  destructivo o perturbador  es inaceptable.  Esto incluye el uso de lenguaje inapropiado así como cualquier comportamiento que pueda causarle estrés o incomodidad a otras familias hospedadas en la Casa Ronald McDonald.

 

Conozca más sobre las cinco Casas Ronald McDonald en el área metropolitana de Chicago y permítanos contestar algunas de sus preguntas.

-->